Redbull Minas Riders

Inicio/Enduro/Redbull Minas Riders

Escucho a Eric decirle a un cámara que cinco minutos más y se marchan. Así que espero un intento de cada piloto brasileño que son tres, y me toca. Tengo que llegar a poner la rueda de atrás en una piedra para que no se hunda y me toque bajar a volver a intentarlo. Si llego, desde ahí me pueden ayudar. Es arena suelta, miro arriba y Mike se remanga. Meto segunda y gas. “I have you. I have you” (Te tengo, te tengo). Estás palabras las tengo grabadísimas. Mike no deja de mirarme a los ojos y yo no le contesto con palabras pero sabe que le estoy diciendo que no me suelte. Cuando en el Hard Enduro te dicen que te tienen no significa que puedes respirar, significa que hay uno más que empuja contigo. Me ayudan a subir hasta donde ya si respiramos todos y sigo el track.

Minas Riders es mi regalo de cumpleaños. Alfre lo organizó todo para que un grupo de amigos brasileños que tienen un equipo (Q4 Team) me dejaran una moto y me hicieran la asistencia. Días antes de la carrera yo hacía un curso en Macacos y así pagaba gastos. Soy piloto semi-oficial Husqvarna así que les pregunte a mis jefes si les parecía bien correr con una ktm que me dejaban ya que en Brasil apenas hay Husqvarnas.

Empezamos en Ouro Preto una ciudad antigua y bonita típica brasileña. En la plaza pusieron la prologo y bajo la lluvia todos estuvimos intentando caernos poco. Yo quedé novena, de diez. Aunque vaya diez.

El primer día, jueves o quinta (en brasileño) salimos a las 7 am. Hay órdenes estrictas de que a las 5:30 pm si no hemos terminado volvamos al paddock, aunque no tengo ni idea de cómo volvería en caso de que lo necesite. Yo salgo poco a poco, el primer trozo es fácil, de ir trazando típico rally de un enduro. Ni a la media hora el tema ya cambia y veo a los brasileños empujando río arriba. Yo voy haciendo, me ha dicho Alfre que no se me olvide respirar y comer. Llevo el reloj en el manillar con el crono y así cálculo cuánto llevo, cuándo comer, y cuánto me queda para entrar en las 9h máximas. Llego al service point como a media hora de Alfred. Estaba contenta. Después del service point es cuando ya sí empecé a pensar que Alfred se había equivocado de carrera, me había dicho que no era tan difícil como alguna otra que tengo en mente..¡y madre mía! Pero yo iba haciendo… Tuve que ayudar a algún Silver y Bronze que me encontraba porque eran senderos donde solo cabíamos uno. Me montaba en su moto y ellos tiraban de la rueda delantera. Yo seguía, poco a poco iba haciendo sin engancharme demasiado. No vi a nadie para ayudarme en esa selva inmensa salvo en una subida larga de muchas curvas y pasos de piedras que patinaban mucho. Ahí me vieron y ayudaron unos pueblerinos (a veces miran a veces ayudan). Al loro, uno de ellos sin zapatillas. Me daba miedo pisarle con la rueda no hacía más que mirarle los pies.

La única liada que hice ese día fue caerme en una bajada que hacíamos bajados de la moto. Iba bien y de repente se me fue de atrás. No sabéis lo que es mirar para abajo y no tener ni idea si hay precipicio o más bajada, o qué. Yo agarraba la moto como podía de la rueda de delante y la intentaba meter por donde se veía que habían bajado los otros 9 Gold. Aún no se ni como salí de allí. Después de la bajada hicimos un trozo bastante largo de losas y piedras sueltas no muy difíciles pero patinaban mucho y fue donde se me salió el silencioso. Lo até con bridas. Habiéndome dado el pelotazo bajando solo me pasó eso. Estás motos son increíbles lo que aguantan. Llegué al CP y según mi reloj llevaba (no me acuerdo bien) unas 7:20h de carrera así que pensé que “de maravilla” porque me queda 1:40h para hacer el último CP y entrar en el límite de tiempo. Pero no me dejaron seguir. Habían marcado un horario para cada CP calculando lo que podemos tardar y no dejarnos de noche en la selva tirados. Así que por unos 20 minutos no entré. (20′ pueden parecer mucho pero no cuando llevas más de 7h). En ese momento no me hizo mucha gracia que me cortaran, pero ahora reflexionando les entiendo. Y es que cuando vas con la moto en tercera-cuarta por senderillos y miras a los lados y ves selva y niebla y precipicios y sabes que estás sola, pero sola sola, que si te caes, a ver si puedes quitarte la mochila y coger el móvil, y a ver si hay cobertura… ahí es cuando piensas aquí no me puedo caer, aquí no puedo fallar que la lío muy gorda. El helicóptero no podía volar porque había niebla y todo el día lluvia. Realmente si que algún segundo se te pasa por la cabeza donde estás. En total hice casi nueve horas en la moto, llegue al hotel helada con el silencioso en la mano porque volviendo al paddock se volvió a caer. Me vio Taddy y no sabía ni que hacer, en que te ayudo decía jajajaja. Me metí en la ducha y estuve ahí no sé si media hora. Entró Alfred en la habitación gritando si estaba bien y si había hecho todo yo sola o si había visto gente. Estaba hasta nervioso. Decía que el año pasado era seco y agarraba pero este año…no sabéis lo que patinan las piedras y la arena de la selva. Alfre, Taddy y compañía decían que había gente mirando en mucho recorrido, cuando pasaba yo no había nadie. Nadie me ayudaba. Vaya día.

En Hard Enduro Rally puedes fallar en tiempo un día, así que el segundo día de carrera pude salir.

Choqué los cinco con Alfred y le vi irse. Unos minutos después salía yo. El primer trozo eran unas subidas de piedras que patinaban muchísimo (ya nos habían avisado) yo iba de la lado a lado, aunque por lo visto creo que nos pasaba a todos igual.

En seguida llegué al cañón donde había gente mirando (el 95% de las veces si hay gente mirando significa bien difícil).  Efectivamente. Lo primero que veo es un brasileño de Gold de los tres que llevo delante y que corren juntos, que sube andando por un lado sin la moto. Cuando llego al famoso escalón del vídeo, veo a los espectadores con cuerda pero sin muchas expectativas de ayudarme. Me dicen que cuando llegue donde están ellos (arriba) que ya me ayudan. Yo pensé como pienso muchas veces: si Alfre y los demás han subido es que se sube. Intenté subir hasta una especie de repisa (y llegué) pero nadie me echó una mano y me caí para atrás. No me hice nada y la moto tampoco. Solo se me cae la Gopro y me la ponen otra vez. Los aldeanos decidieron ayudarme y pusimos una cuerda. Unos metros más adelante encuentro a Eric y a los tres pilotos brasileños intentando una rampa de arena suelta larga. Arriba del todo Mike intentando ayudarles pero los brasileños no llegan donde está el. Yo solo le di un intento. Creo que ese ha sido mi momento de gloria, Mike me decía “sandra you have it, you beat them, they didn’t arrive where you’re”. (Sandra lo tienes, los has ganado, no han llegado dónde tu estás)

Es difícil, después de años luchando por ganar y aprender a ganar ahora estoy aprendiendo que hay carreras en las que ganar no es recoger el premio del primero. Al menos por ahora. Es solo mi segundo año en Hard Enduro, necesito aprender. Así que adelantar a tres brasileños que corrían en su terreno, con sus motos y que iban haciendo la carrera juntos… pues era difícil.

Después teníamos otras subidas de arena en las que vi huellas en zigzag y yo hice lo mismo. Justo después teníamos 3h de enlace al Service Point. Llegué al Service antes que los pilotos brasileños.

Aquí nos encontramos con el jaleo policial. Nos dijeron que los Gold de momento seguíamos. La tarde no era fácil. El día dos estuve otras casi 9h encima de la moto. Llegué casi de noche.

Por la noche en el briefing nos explicaron que las autoridades no dejaban seguir con la prueba.

Yo estoy contenta con mi resultado, me considero medio “Finisher” porque solo hemos hecho dos días de los cuatro, pero estoy feliz. He aprendido muchísimo, he hecho pasos que no sabia si era capaz. He corrido con los grandes Gold y he visto que puedo hacerlo, solo llevo dos años haciendo esto y de verdad estoy contenta por cómo me he defendido en la inmensidad de la selva. Muchas gracias Alfre por mi regalo de cumple, Papa y Mama lo siento que paséis miedo desde casa. Muchas gracias a todos los integrantes del Q4 Team, en concreto a Kielder, Marcelo y Mestre. Y gracias a todos mis increíbles sponsor y a todos vosotros por leer mi aventura. ¡Nos vemos en Redbull Erzberg Rodeo!

Imágenes de Redbull Content Pool.

By |mayo 24th, 2017|Categories: Enduro|0 comentarios